Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Piensalo.

Hoy (ahora) quizás tenga ganas de hacerme una sangría de mis azules venas para regalarte un mensaje que no puedas olvidar...  o quizás tenga ganas, (quizás) de someterme aun transplante de cerebro pero contigo mismo, sin anestesia, solo por el placer de sentir la gloria de tener un cerebro nuevo, aunque sea prestado y pensar con otras neuronas a ver si siento lo mismo que siento ahora.
Convertirme en un Frankenstein cerebral, en un usurpador del cerebro de quien yo quiera y pensar con sus pensamientos y tener sus recuerdos y sus ambiciones y que tus secretos mas profundos sean mis absolutas certezas.
Entonces, después de estremecerme, yo podré devolverte tu cerebro que ya no será completamente tuyo sino que tendrá algo de tu bioquímica y de mi locura. Algo de nosotros.
Eso sucederá si vuelvo a soñar contigo. 
Piénsalo.