Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Caminar

Dice un viejo dicho: "el que deja el camino para coger verea en vez de avanzar, rodea..."
Y yo no se siquiera si he encontrado el camino o si voy por la "verea", si avanzo o rodeo...
Pero si se que me propongo todos y cada uno de mis días dar los pasos necesarios para avanzar en el conocimiento de mi mismo, en fortalecer mi autoestima, en ser a cada paso mejor caminante ya sea por el piso que sea.
Saber el terreno que pisamos es condición indispensable para caminar con seguridad. 
Y después apoyar los pasos con firmeza y decisión, caminar con la mente despejada, disfrutar del paseo.
Es mucho más importante el camino que la meta. Esta nunca es la que creemos, nunca está donde nos dijeron que estaría. 
Y el camino siempre se debe hacer en solitario, es un error pensar que andar acompañado será mas llevadero.
No importa que estemos rodeados de nuestra familia, de nuestros hijos, de nuestros amigos... eso da igual. Es una disposición personal e intransferible. 
Necesito caminar a diario hacia adentro de mi propio subsconsciente para fortalecer mi alma, para poder dar a los demás lo mejor de mi, para no equivocarme al elegir el camino o la vereda, ya que siempre acertaré...
Yo también "he andando muchos caminos y he abierto muchas veredas; he navegado en cien mares y atracado en cien riberas..." y ahora me doy cuenta de lo feliz que soy haciendo mi camino...
No pretendo llegar a ninguna meta. 
Solo quiero caminar.