Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Prisionero.

Me entrego a ti sin condiciones, como un sonámbulo que no despierta y camina perdido entre las flores pisando las mas bellas.

Me entrego a ti sin una razón y sin esperar palabras de consuelo me dejo arropar entre tus brazos sintiendome en el cielo.

Una sola palabra de tu boca, un destello de brillo de tus ojos, el resplandor del sol en tu pelo o acaso una lágrima atrae mi atención toda una vida y busco en tu mirada mi consuelo.

Me entrego a ti con la poesía, con la voz callada retorcía de quejíos y de oraciones al dios nuestro de cada día.

Me entrego a ti en cuerpo y alma, como un prisionero que no espera libertad si no es contigo... porque te lo debo decir Amor: te Quiero.