Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Aire fresco en mi vida.

A traves de una simple ventana abierta entra la felicidad en forma de aire fresco.
Es de sabios valorar esos momentos.
Me acuerdo de mi tata sentada por las noches en la terraza veraniega con sus batas tan bonitas y sus varicosas piernas apoyadas en alto de una banqueta disfrutando de la brisa salobre y húmeda de la noche.
Un recuerdo (este mismo) es un antídoto contra la mala memoria.
A veces mi tata cerraba los ojos como si estuviera quedándose dormida.
Estaba disfrutando.
Ella era tan sabia que sabía disfrutar de los momentos mágicos que nos ofrece la naturaleza.
Yo le preguntaba; ¿Tatita estas bien?
Y me respondia cogiendo mi mano y dándome un beso. 
Sin palabras.
Mi tata me quería.
Y yo la quiero a ella.
Bendito sea Dios.