Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Por si acaso...

Me esfuerzo por no ser el mismo de siempre.
Quiero cambiar las apariencias sin que se note mi ausencia.
Un silencio algo mas largo que un anuncio de la tele no quiere decir que este despistado de una larga vida de complicidades. Pienso, luego pienso.
Quiero estar donde nunca me escondí y seguir presente donde me encuentren los que me busquen con  alegría. 
Pero aun me siento casi siempre observado por cientos de ojos con pupilas oscuras e iris de armadura cenicienta sin vida y colores metálicos. Y me escondo de esas gafas negras apestosas que provocan nauseas. Blanco y negro. Crímenes. Horror. 
Y absurdas palabras que quieren dar lecciones de moral sin saber una sola frase de las contenidas en el alma humana.
Solo recitan párrafos contenidos en los libros caducos. De libros escritos por criminales se vanaglorian. Libros inútiles que solo dañan el alma humana.
Las linternas que den luz de luna llena en noche de verano me hallarán.
Bañandome en la mar por la noche, borracho y en pelotas vivas, emborrizado de arena cristalina, suplicándole a la luna que no se vaya y que no deje de iluminar nuestras inservibles oraciones paganas. 
Por si acaso, rezo...