Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

La Verdad.

En la imaginación de los poetas siempre hay un ogro y una escalera sin fin.
Una muralla que no se puede atravesar y un puente que no cruza nadie.
Un sitio equivocado o desconocido o quizás olvidado.
Una cueva acogedora con olor a animal.
Oscuridad y Luz en tiempo infinito.
Aceptación de los muertos que regresan charlando animadamente con sus familiares.
Una conversación trascendente consigo mismo.
El aura de un ángel que los visitó una tarde aburrida.
El despeinado rumor de la melancolía.
La infancia de un poeta es la infancia del Hombre.
Atrapado en si mismo, buscando opciones para vivir.
Porque las caras no son nada si no son fotografiadas.
Es necesario tener pruebas, no basta con la Palabra.
Y de eso si somos capaces de vivir.
De recuerdos serigrafiados en papeles.
Yo prefiero la Historia contada por los Poetas.
Aunque no la entienda.
Se que es la Verdad.