Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Protagonismo

Aunque el tiempo pase no puedo olvidarme de tu cara.
Aula grande.
Tiempos de magia.
Yo entonces creía en las princesas y en los cuentos con final enrevesado.
Pero siempre era yo el protagonista.
Y tu con tu seriedad y con tus botines negros y tu flequillo largo y suelto sobre la cara hasta la boca y tu aire de distinción entre todos aquellos -yo incluido-que no sabíamos donde estábamos ni adonde queríamos llegar.
Y ahora me pregunta que habrá sido de ti y de tu aire misterioso y de tu andar felino y de tu mística ausente. De tu mirada perdida.
Suponemos que eres feliz?
Aunque en mi imaginación te sigo viendo enrevesada de amores y distante con los absurdos.
Y te envidio por tu belleza serena y tu caminar de gacela en medio de una turba de idiotas (yo el primero por no decirte: "me gustas tu...")
Perdoname.
Supongo que eres feliz.
Y tu eres la protagonista.