Te enseño mi vuelo para equivocar tu rumbo. Sígueme.

Mi foto
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Gangs of NY.

Leo varias cosas al mismo tiempo mientras veo una película en la tele (Gangs de New York) y a la vez soy capaz de escuchar la música de fondo y de conversar con quien me habla. 
Además escribo esto y pienso en otras cosas y miro las esquelas del periódico y siento que me duele la cadera y la rodilla. 
No se si ya debo acostarme o seguir despierto un rato mas.
Vivo.

Tu y yo y yo y tu...

El mundo el demonio y la carne, el cielo el infierno y el purgatorio...
La virtud y el pecado, la paciencia y la ira, la castidad y la lujuria, la generosidad y la avaricia, la diligencia y la pereza, la caridad y la envidia, la humildad y la soberbia, la templanza y la gula...
El deseo y el sexo,  el yo y el ser, el amor y el odio, el debe y el haber...
Tu y yo y yo y tu...

? 2.

¿... y donde está la voz que clamaba en el desierto...?
¿... donde se oculta la verdad...?
¿... donde cantan ahora los grillos de mi infancia...?
¿... donde se fue el fresco poniente que me hacía tiritar...?
¿... donde el pedal perdido de mi primera bicicleta...?
¿... donde las caricias y los besos prohibidos...?
¿... donde los callejones oscuros con olor a excitación...?
¿... donde los sueños...?
¿... donde aquellos guitarristas de plazuelas olvidadas...?
¿... donde beben aún los que beben como borrachos...?
¿... donde los hombres...?
¿... donde debemos jurar que estamos vivos...?

Donde los versos anidan.

Donde los versos anidan 
en los efluvios de alcohol
y de las nueces podridas
pocas veces sale el sol.


Donde la palabra hueca
decide quien vive y quien no
quien se otorga una adjetivo
o traidora admiración.


Donde los dardos escritos
duelen o no duelen, según
te guste o no te guste
el color del bolígrafo/pen.


Donde un poeta camina
con sus pasos de papel
se va olvidando del rumbo
que luego lo hará volver.



Donde los versos anidan
casi nunca entra el sol.


Donde los versos anidan
casi nunca sale el sol.